9 de mayo de 2013

Una eliminación merecida, la Final Four y la Final de Copa.

Vuelve la actividad al blog, y esta vez de verdad. Mucho tiempo ha pasado ya desde el último post. Mucho no, muchísimo. Tanto que podría pasarme la noche entera escribiendo. Quiero centrarme en tres temas, la eliminación de la Champions League y las futuras Final Four de Londres y final de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid.

El Real Madrid volvió a caer eliminado en las semifinal de la Liga de Campeones. Esta vez a manos del Borussia Dortmund. Después de caer de manera bochornosa, por resultado y actitud, en Alemania, no bastaron diez minutos de inspiración para pasar a la final de Wembley. Parece que nos estamos acostumbrando a caer en semifinales, como anteriormente nos acostumbramos a caer en octavos de final. Lo cierto es que el Real Madrid fue justamente eliminado, si no te clasificas con un 2-0 en tu estadio en la vuelta de las semifinales de la Copa de Europa, es que muy mal lo has hecho en la ida. Sin despreciar al equipo rival, un Borussia Dortmund que demostró ser un digno finalista, la sensación es que el Real Madrid murió a causa de errores propios. El primero de ellos antes incluso de que comenzara la eliminatoria, el maldito gesto de Álvaro Arbeloa en Turquía llamando loco al árbitro, que le costó la expulsión  y que fue la causa de que Sergio Ramos tuviera que ocupar el lateral derecho y Pepe el centro de la defensa junto a Raphael Varane, rompiendo la pareja de centrales habitual. Pareja que no supo controlar en ningún momento a Robert Lewandowski, un buen delantero encumbrado a estrella después de la semifinal. Tres goles tras rechaces y un penalty por la pérdida de posición de un Pepe que aun no sabemos que protestaba. En cuanto al partido de vuelta, 15 minutos iniciales y 15 minutos finales, poco más que reseñar. Eso sí, 15 minutos iniciales en los que nuestros errores, esta vez ofensivos, volvieron a matarnos.
Otro error, esta vez en la rueda de prensa, las declaraciones de José Mourinho después de la eliminación. No por lo dicho, sino por el momento de decirlo. A estas altura de la temporada todos teníamos claros que era más que probable que el portugués abandonara el barco a final de temporada pero no parecía el momento idóneo para hablar de ello el día en que han eliminado a tu equipo de la competición más deseada por la afición. Por mucho que te pregunten por ello.

Después de perder la liga demasiado pronto, debido de nuevo, a errores propios, (y más viendo el estado de forma actual del Fútbol Club Barcelona), y de caer eliminados de la Copa de Europa, el único título que aún puede levantar el Real Madrid esta temporada es la Copa del Rey. Será el próximo 17 de mayo ante el Atlético de Madrid. El clima que rodea al club no parece el idóneo para afrontar la final. José Mourinho con un pie fuera, la prensa buscando día si y día también futuros jugadores y entrenadores, Florentino Pérez pidiendo unidad en el vestuario .. Pepe escogiendo bando, reflejo y cabeza visible de lo que puede estar sucediendo en un vestuario que visto desde fuera parece cada día más un volcán apunto de erupción. Por cierto, curioso lo que está pasando con Pepe, por un lado la prensa ha pasado de criticar cada paso del portugués a poco menos que convertirlo en santo, como el gran defensor de Iker Casillas en el vestuario. No menos curioso resulta como ahora José Mourinho critica al central después de meterlo en el equipo hasta con calzador, incluso jugando de mediocentro en distintas ocasiones.

Por otro lado, las sensaciones en la sección de baloncesto son muy distintas. El Real Madrid llega a Londres con la ilusión por las nubes. Es cierto que no es el principal favorito para alzarse con el título, pero no es descabellado pensar que hay opciones para ello. La sensación antes del fin de semana es que el equipo llega en forma y de nuevo en la senda de la victoria y del buen juego, tras la pequeña mala racha de juego, físico y moral que sufrió el equipo después de la Copa del Rey. Jugamos primero ante un Barcelona Regal sin Pete Mickael ni Brad Oleson, con la más que probable baja del "comeniños" Jawai, y con las dolencias físicas de Todorovic, Sada y CJ Wallace. Pero con Juan Carlos Navarro, toda una garantía a un partido. Por otro lado CSKA Moscú y Olympiakos reeditaran la final del año pasado por un puesto en la final, parece poco probable que el equipo ruso de los Milos Teodosic, Victor Khryapa, Sonny Weems y Nenad Krstic y compañia comandados por el general Ettore Messina no esté en la final. Por plantilla, el equipo ruso es el favorito para alzarse con el título, pero a un partido nadie duda que el Real Madrid pueda ganarle en una hipotética final. Y si no, que se lo digan al Olympiakos de Spanoulis.

3 comentarios:

  1. No entiendo mucho de Baloncesto, pero mando todo mi apoyo al equipo para conseguir el titulo! Yo me voy a centrar más en el fútbol.

    Ya lo he dicho antes, a mi Mou me parece el mejor entrenador del mundo ahora mismo, con muchísima diferencia del segundo además. No ha sido fácil la papeleta de comandar un banquillo como el que tenemos aquí, ni ha sido fácil formar un equipo campeón (como el que tenemos), sin embargo lo ha hecho. Ha activado al espectador madridista, para bien o para mal, pero nos ha espabilado, nos ha llenado de energía. Una energía que cada uno cataliza como quiere/puede, aplaudiendo o silbando al hombre que ha venido a tomar el timón de un equipo a la deriva. Su único error...

    Si ya lo dijo un hombre de la casa como era Camacho, que este vestuario es ingobernable, ¿cómo no lo va a ser para un entrenador completamente ajeno y además extranjero? Llevamos dos añitos en los que cada dos semanas alguien se enfada con Mourinho, y ¿que hace el espectador madridista al respecto? Pitar al técnico.

    Yo sólo tengo una cosa que decirles a todos estos aficionados ciegos del fútbol:

    La próxima vez que vuestro jefe os eche la bronca, tenga o no tenga razón, pitadle. A ver que tal...

    Muy buen post y me alegro de que vuelvas!!

    ResponderEliminar
  2. A mi también me ha gustado tu post. Tu sabes que yo soy y seré de Mou, pero ha cometido un gran error y fue precisamente ya después de la rueda de prensa tan polémica. Decir que el Barca ha sido el mejor en 30 años (los madridistas no tenemos la culpa de las guerras provocadas por la prensa y jugadores) y meterse con Cristiano. Es verdad que no estuvo bien en la vuelta, para mí andaba tocado. Pero a Cristiano le tenemos que agredecer mucho que sea como es, que siempre esté ahí para todo.

    Raúl

    Por otro lado me gustaría ver a los Pepe, Marcelo, Di María, Higuain, Benzema, Ozil, Khedira, etc... sin que un entrenador les diga hay que correr y dejarse los huevos, con lo pasotas que han llegado a ser en ciertos momentos. Tristemente, creo que se avecina una nueva época negra en el madridismo. Y los aficionados serán los más perjudicados y a la vez los culpables por dejarse llevar por la panda de mongolos que llevan los medios de comunicación de tirada nacional. Se está buscando acabar con el Madrid, en una persecución sin precedentes

    ResponderEliminar
  3. No se porque la firma ha salido en medio.

    Raúl, de nuevo

    ResponderEliminar